Remedio casero para eliminar los hongos de las uñas

Belleza 28251 Visitas

Hola gente bonita, hoy traigo un remedio casero eficaz para eliminar esos hongos que afectan las uñas de los pies y  manos. La aplicación de este remedio debe ser constante para que se puedan eliminar de forma rápida y definitiva.


La onicomicosis es como se le llama científicamente a la infección que causa los hongos en nuestras uñas. Esta es una situación que afecta las uñas que se lesionan o se exponen constantemente a lugares o ambientes húmedos.

De todas las especies de hongos que más se generan podemos encontrar a la Cándida, que es la que se prolifera en las capas de las uñas, que causa que aumente el grosor de estas y cambia el color que va desde negro a verde o el más común amarillo.

Cuando esta situación hace presencia de manera leve es normal que pase muy desapercibido ya que esto no produce síntomas de ningún tipo, pero está conforme pasa el tiempo puede extenderse hasta el punto de provocar dolor, deformidad e incluso que se pierda la uña.

Por fortuna, podemos encontrar apoyo en un sin número de opciones de remedio naturales que puede optimizar la curación y la recuperación de las uñas de tus pies, de forma que su apariencia mejora de manera inmediata.

Remedios caseros hechos a base de ingredientes totalmente naturales, para que puedas aliviar el hongo que ataca tus uñas.

 

Ingredientes:

  • 1/4 de taza de vinagre de manzana.
  • 1/4 de taza de agua oxigenada.
  • 2 cucharadas de alcohol a 90% de concentración.

Preparación:

Para la preparación de este remedio en un recipiente de vidrio vas a mezclar todos los ingredientes y deja que se concentren bien durante unas hojas. Con un algodón aplica la mezcla en las uñas afectadas 2 veces al día.

Otro remedio casero para eliminar los hongos de las uñas

Ingredientes:

  • 10 dientes de ajo.
  • 2 tazas de agua.

Preparación:

Para la preparación de este remedio machaca bien los 10 ajos y ponlos en una olla con 2 tazas de agua, cuando llegue a su punto de ebullición déjalo 5 minutos y luego retíralo. Cuando lo sientas tibio introduce tus pies en el agua y déjalo por unos 20 minutos, repite este mismo proceso unas tres veces por semana.

Compartir

Comentarios